Claudia Faci

 

Mi relación con la escritura parte de la voluntad de actualizar mi relación con la escena, de la necesidad de encontrar la manera dar sentido y dirección a todas las voces -propias y ajenas- que me habitan y del deseo de generar un discurso que, a través de ellas, quiere invitar a reflexionar, entre otras cosas, sobre la arquitectura de las relaciones que sostienen el edifico del teatro. Mi escritura parte de algo muy parecido a la desesperación, deviene en método y me permite devolverle a la práctica artística su capacidad performativa o capacidad de hacer, tan frecuentemente secuestrada por instituciones y mercados.

Fabulamundi involved Claudia Faci in activities in Madrid and Milan.

Claudia Faci (Lille, 9/3/1966) es bailarina, coreógrafa, actriz, docente y autora independiente. Sus primeras creaciones coreográficas se remontan a los años 90; en la misma década obtiene una beca para realizar estudios de postgrado en Londres y a continuación recibe una formación en Arte Dramático. Como intérprete ha trabajado en todo tipo de producciones de danza y teatro así como en algunas de cine y televisión. En 2006 estrena Nur Für Dich en el festival Madrid en Danza y partir de entonces se centra en la creación para ofrecer una peculiar visión de las artes escénicas a través de una obra que se nutre de su experiencia en el ámbito de la danza, el teatro, la performance y la literatura. En 2007 empieza a escribir. En la actualidad es artista residente en el Teatro Pradillo (Madrid).

Teatrografía

2007-2008 / Agnès: noviembre de 2007 y marzo de 2008; estreno: 3 de abril de 2008 en el teatro El Canto de la Cabra, Madrid.
2008 / A.n.a: entre agosto y noviembre de 2008; estreno: 28 de enero de 2009, en el festival Escena Contemporánea, en una casa privada del centro de Madrid.
2009 / Qué sería de mi en una noche como esta si no fuera por ti?: entre junio y agosto de 2009; estreno en La Noche en Blanco de Madrid, el 19 de septiembre de 2009, en el Cuartel del Conde Duque, Madrid.
2010 / Esto es lo que hay: entre enero y abril de 2010; estreno: 27 de mayo de 2010 en El Curro DT, Madrid.
2010 / You name it: entre junio y agosto de 2010; estreno: 9 de septiembre de 2010 en L’Antic Teatre, Barcelona.
2011 / Einfach so. La Pastoral: entre marzo y abril de 2011; estreno: mayo de 2011 en el templete de la música del parque del Retiro de Madrid.
2012 / Construyo sobre el olvido: entre febrero y mayo de 2012; estreno: en junio de 2012 en el Teatro Pradillo, Madrid; publicado en los Pliegos de danza y teatro (2013).

– Construyo sobre el olvido –

Synopsis: Este texto nace de la voluntad de revisitar un ciclo de trabajo titulado Trilogía del desastre, iniciado a finales de 2009. La primera de las tres partes de dicha trilogía supuso una inflexión en la relación de la autora con el hecho teatral que precipitó la escritura de las dos ensayos consecutivos que completaron el ciclo y que constituyen la base de la obra que aquí se propone. En ella, la autora expone al desnudo tanto los procesos mentales que tienen lugar durante una profunda crisis creativa y emocional como la estructura del propio aparato teatral. Esta pieza rinde homenaje a otros autores integrando sus voces en el cuerpo del texto. Nº de intérpretes: originalmente concebida para una sola intérprete, la obra incluye una multiplicidad de voces que dialogan y se interpelan mutuamente de manera que podrían ser encarnadas por al menos 3 actuantes.

Construyo sobre el olvido.
– Fragmentos del texto seleccionado –

1ª Parte: Esto es lo que hay. [ Leído en directo ] En el fondo de la mente, como un espejo, la imagen del des-astre. Delante, en primer plano, ella misma con la espada levantada dispuesta a administrar la clase de justicia que acaba con todo sin moverse del sitio. Y flotando sobre la escena, sin saber dónde ni cómo aplicarse, una intención de cuidar, de sanar lo que está enfermo. (…) ¿De dónde surge el recuerdo? No pregunto por el origen de la huella, no pregunto por lo que fue sino por esta conciencia que dice yo bajo la imagen. Nada hay presente en el recuerdo salvo el recordar, que es crear una imagen parecida a otra imagen que en verdad nunca existió fuera de mi mente. No obstante me dejo engañar, me dejo perder en el sueño de mis sensaciones pasajeras. Pasarán, lo se. Y me distancio para ver pasar un tranvía que arrolla a una mujer que caminaba con flores en los ojos repartiendo besos para hacer propaganda de la vida. Qué curioso: siento en el cuerpo dos hendiduras paralelas, una en la cintura, otra en el cuello; alguien a mi lado gime; me doy cuenta de que camino sobre un charco de sangre pero no veo a nadie herido, no hay ningún cadáver. Aparentemente. (…) [ Voz en off ] La situación es la siguiente: [ Voz en off más aguda] Nota: Es un poco lío porque parte de lo que quieres con estas propuestas está directamente relacionado con el viejo deseo de los artificios «meta» de perforar la cuarta pared que es la pretensión de realismo, aunque en realidad no es tanto la cuarta pared como el velo de impersonalidad o de invisibilidad del público –nombrado así, en singular– lo que quieres perforar. Y por otra parte, eso de recordar todo el tiempo que lo que estás viendo es un artificio y hacer visibles los hilos que mueven la cosa como muestra de respeto, siempre me ha dado la sensación de que es una farsa de honestidad enormemente retórica diseñada para hacer que el autor te caiga bien y apruebes lo que hace y te sientas halagado porque te considera lo bastante maduro como para aguantar que te estén recordando todo el tiempo que estás en medio de algo artificial.

2ª Parte: You name it [ Voz en off ] Hoy no va a pasar nada. Me duelen los ojos, sigo fumando, postergo para mañana lo que prometí hacer el año pasado y por fin, cansada e insensible, dejo de sufrir porque mi cuerpo ultimado a escritos malos se siente tan agotado que me parece inocente. [ Voz en off más grave ] Para ser consecuente con tus intenciones esto debería ser una gran mierda, un absoluto des-astre. Deberían caerse las estrellas, si, pero sobre tu cabeza. E incendiarlo todo. Bueno no, porque eso molaría bastante como performance, debería ser sencillamente muy malo -que quién te dice que no lo es- pero no tienes los ovarios de no hacer un esfuerzo y hasta yo hago lo que puedo para salvar del fracaso al propio fracaso. ¡Hay que joderse con la herencia! Sigues siendo esclava de su deseo: el escenario manda, el público manda, su deseo manda y una sale y hace lo que sea con tal de cumplir con el compromiso profesional que, sin duda, manda. Sigues funcionando al servicio de un público que cada vez temes más porque la ilusión de ser autora de algo ha tejido con hilos nuevos la trama social en la que te desenvuelves de manera que cada vez das más valor a lo que está en juego cuando apareces. Confundir la propia neurosis con la creación impide disfrutar de la experiencia estética. Has conseguido justo lo contrario de lo que querías y estás atrapada en un ser social con el que además tienes muy mala relación. Venga, si, di lo que estás pensando. [ Voz en off ] Creo que uno de los motivos por los que no me suicido es que no podría contarlo. (…) [Dicho en directo] Habría que cavar un túnel. Cavar un túnel, si: cavar hasta encontrar la luz e inventar otra máquina. Habría que volver a empezar a desear. Habría que transformar, por virtud del deseo, la náusea en amor al mundo, el odio en pico para cavar el túnel, la rabia en pala para sacar escombro, la obsesión en combustible para no desfallecer. Y todo eso… ¡¿sola!?